plateosaurus - Vertebrados - Dinosaurios




Detalles


Plateosaurus: Significa reptil plano.
El mayor herbívoro antecesor suyo tenía el tamaño de un cerdo grande, pero este dinosaurio alcanzaba el tamaño de un autobús.
A veces andaba a cuatro patas y se alimentaba de plantas bajas.
Otras, se erguía sobre sus musculosas patas traseras y buscaba su alimento en otros lugares.
Podía divisar a lo lejos un grupo de helechos gigantes y dirigirse hacia allí para almorzar.
A diferencia de los dinosaurios anteriores a él, podía llegar a la copa de los árboles más altos.
Se han encontrado muchos esqueletos suyos.
Vivió en casi toda Europa, y sus fósiles han aparecido en 50 sitios distintos.
Quizá la razón de que sobreviviera tan bien se deba a que no tuvo que competir con otros dinosaurios para conseguir alimento.
Ninguno que los dinosaurios vivieron al mismo tiempo que él eran suficientemente grandes como para alcanzar la copa de los árboles.
Tenía los dientes laminados y con los bordes irregulares.
Los usaba para arrancar las hojas de las ramas y para triturar los bordes duros.
Algunos científicos creen que comía carne además de plantas, porque sus dientes eran irregulares como los de los terópodos carnívoros.
Pero tenía los dientes más gruesos que los de la mayoría de estos carnívoros.
Los dientes y mandíbulas no estaban bien adaptados para masticar.
Probablemente tragaba piedras que llegaban al estómago y actuaban como un molinillo, convirtiendo el alimento en puré.
Aunque se apoyaba fácilmente sobre sus patas traseras para alcanzar la comida, le resultaba difícil caminar en posición erecta.
Su cuello, largo y flexible, hacía casi imposible que anduviera sobre las patas traseras.
Si intentas doblar los dedos hacia atrás, comprobarás que apenas ceden.
La forma de tus huesos hace que ese movimiento sea casi imposible.
En cambio, este animal podía doblarlos muy fácilmente.
Sus cinco dedos eran notables- los apoyaba en el suelo, como dedos, pero si quería agarrar algo, los doblaba hacia delante formando una garra tan fuerte como unas tenazas.
Realmente, sólo tenía un arma útil, su pulgar con garra en forma de guadaña.
No era un dinosaurio de movimientos rápidos y no podía confiar en la velocidad para escapar.
Tampoco tenía dientes como puñales.
Cuando era atacado, usaba la garra de su pulgar, que también era útil para recoger comida.
Últimamente se ha discutido bastante sobre su alimentación y otros prosaurópodos.
Se acepta que estos dinosaurios desciendas de antepasados carnívoros, y se ha sugerido que tal vez ellos son carnívoros en parte.
Tenían mandíbulas fuertes, dientes afilados, enormes garras en los pulgares y extremidades poderosas.
Sin embargo, se rechazó la prueba por considerarla un mero hecho circunstancial, en un informe al respecto elaborado en 1.
986.
Todas las características del esqueleto de los prosaurópodos apuntan a una dieta herbívora.
Los dientes son propios de los herbívoros, es probable que utilizaran la enorme garra para arrancar hojas y para luchar, y relativa abundancia de los prosaurópodos, como este dinosaurio, que dominaba las comunidades de su tiempo, demuestra que era el antílope de la época, pues las comunidades de animales contienen menos carnívoros que herbívoros.
Sus dientes de tipo terópodo que se encontraron en las proximidades de los esqueletos, no pertenecían a este dinosaurio y demás, sino que los carnívoros que se alimentaban de ellos, y se trataba de dientes sueltos que se habían caído en la prisa de morder alguna articulación sabrosa.
Podía alcanzar 8 metros de longitud y 2 metros y medio cuando se alzaba sobre sus patas traseras.
Sus primeros esqueletos se han encontrado en Alemania, Francia y Suiza.
Vivió en estos lugares hace unos 210 millones de años, en el Triásico superior.


Fuente: http://www.duiops.net/dinos/

Seres similares