Abelisaurus - Vertebrados - Dinosaurios


Detalles


Significa reptil de Abel.
Su nombre es debido a la región donde se encontró de la Patagonia, Argentina.
Todo lo que sabemos de él se debe a un único cráneo descubierto en 1980.
No se encontró ningún otro hueso, pero los científicos han reconstruido el aspecto del carnívoro.
Era más largo que un cocodrilo y pesaba casi tanto como un rinoceronte, el equivalente a un par de toneladas.
Era más alto que una portería de fútbol y caminaba sobre sus dos musculosas patas traseras.
Era capaz de moverse muy rápidamente en distancias cortas pata atacar.
Al igual que el Carnotaurus, con el que seguramente estaba emparentado, sus patas delanteras eran pequeñas y le nacían muy cerca de los hombros.
Usaba sus garras para acuchillar la carne de sus presas.
En su alargado cráneo presentaba una gran abertura que daba ligereza a la cabeza, en relación con su tamaño, lo cual le permitía al dinosaurio moverla más fácilmente.
Podía hundir sus dientes curvos y afilados en sus víctimas y con un tirón de cabeza desgarrar su carne.
Observando el interior de las enormes mandíbulas, vemos que sus víctimas tenían pocas oportunidades de escapar.
Medía unos 6,5 meros de largo.
Vivió hace unos 80 millones de años, a finales del período Cretácico.

Seres similares