Sapo Partero - Anfibios




Detalles


Ocupa por tanto multitud de hábitats, tanto en terrenos silíceos, calizos o arcillosos, desde áreas de montaña, encinares, zonas de cultivo, bosques, zonas de ribera, e incluso huertas o áreas urbanas.
Aparece desde el nivel del mar hasta los 2.
400 m de altitud en Pirineos - García-París y Martín, 1987- Lizana et al.
, 1990- Gosá y Bergerandi, 1994- Malkmus, 1998- Barberá et al.
, 1999- Bosch, 2002- Ryser et al.
, 2003.
Se ha citado a 2.
516 m de altitud en Pirineos - Vences et al.
, 2003.
1 Se ha observado en un robledal maduro de Quercus robur en Navarra que trepa por el musgo en el tramo inferior del tronco de los árboles.
Mayoritariamente se observan adultos - 77%, aunque los recién metamorfoseados hacen un cierto uso de las partes basales - 7% de las observaciones.
Alcanza los 34 cm de media y asciende hasta 135 cm del suelo.
Cuando son detectados, el 52% de los casos se desplaza, refugia o salta al suelo - Gosá, 2003.
2 En cualquier caso, su largo desarrollo larvario condiciona su presencia a zonas que cuenten con puntos de agua de larga duración, muchas veces de origen antrópico, como pilones, fuentes o albercas de riego.
Por otro lado, estos puntos de agua pueden ser extraordinariamente variables en sus características, e incluso tratarse de masas de agua eutrofizadas, con poca oxigenación o bajo pH.
En el resto de su distribución europea sus preferencias de habitat son igualmente amplias, incluyendo también zonas muy humanizadas y alteradas - Böll, 2003- Borgula y Zumbach, 2003- Eislöffel, 2003- Fritz, 2003- Joger y Schmidt, 2003- Kordges, 2003- Sowig et al.
, 2003- Stumpel y Blezer, 2003- Uthleb et al.
, 2003- Weber, 2003.
En Marruecos ocupa sólo las montañas mas húmedas - Bons y Geniez, 1996.
En cualquier caso, su largo desarrollo larvario condiciona su presencia a zonas que cuenten con puntos de agua de larga duración, muchas veces de origen antrópico, como pilones, fuentes o albercas de riego.
Por otro lado, estos puntos de agua pueden ser extraordinariamente variables en sus características, e incluso tratarse de masas de agua eutrofizadas, con pocaoxigenación o bajo pH - Serra-Cobo et al.
, 1998.
Abundancia Especie todavía frecuente en el norte de la Península, en el centro y sur sin embargo resulta cada vez mas escasa - Bosch, 2002.
Estatus de conservación Categoría en España y criterios: Casi amenazada NT.
A.
o.
boscai: Casi amenazada NT- A.
o.
almogavari: Casi amenazada NT- A.
o.
obstetricans: Casi amenazada NT- A.
o.
pertinax: Vulnerable VU A2ac - Bosch, 2002.
Amenazas La especie no está amenazada en la zona norte de su distribución, donde todavía resulta más o menos frecuente.
Al tratarse de una especie muy tolerante a las alteraciones del medio, coloniza bien incluso las zonas recién alteradas.
Además, gracias a su frecuente carácter antrópico, aprovecha muchos puntos de agua construidos por el hombre.
Sin embargo, en el sur de su distribución la especie se encuentra fuertemente amenazada por la alteración o destrucción de sus lugares de reproducción, ya que precisa de puntos de agua permanentes o de larga duración.
La pérdida de estos puntos de agua se debe fundamentalmente al descenso del nivel freático por sobreexplotación de acuíferos, la pérdida del manejo tradicional del agua en agricultura y ganadería, el abandono de fuentes, la canalización de arroyos, etc.
Las poblaciones del sureste de la Comunidad de Madrid, que pertenecen a la subespecie Alytes obstetricans pertinax, están repartidas en pequeños núcleos.
Debido a las profundas transformaciones que ha sufrido el territorio madrileño en las últimas décadas, la mayoría de sus puntos de reproducción se ubican dentro de núcleos rurales y se trata de elementos artificiales como fuentes y albercas.
Entre los problemas que proceden de su uso y mantenimiento se citan la limpieza periódica del vaso, lavado de materiales agrícolas, contaminación por desperdicios y muerte de las larvas por los niños.
Otros problemas son el deterioro y abandono de estanques y pilones así como la destrucción del entorno, accesibilidad del punto de agua para los sapos y la introducción de peces y cangrejos - Martínez-Solano et al.
, 2004.
3 Las poblaciones de la provincia de Albacete parecen ser escasas y, en general, formadas por un bajo número de efectivos- están asociadas a medios de reproducción artificiales extremadamente frágiles - París et al.
, 2002.
5 Por otro lado, en algunas zonas los adultos sufren atropellos frecuentes en las carreteras.
También en muchas zonas, sobre todo de montaña, la especie ha desaparecido por la introducción de peces para usos deportivos - fundamentalmente truchas y salvelinos que depredan sus larvas - Braña et al.
, 1996.
En la Sierra de Neila - Burgos ha sufrido un severo declive en las últimas décadas debido a la introducción de peces en las masas de agua.
Actualmente está confinado exclusivamente a unos pocos arroyos carentes de peces - Martínez-Solano et al.
, 2003.
4 Además, en los últimos años la especie ha sido objeto de los dos únicos casos descritos en la Península Ibérica de mortandades masivas de anfibios asociadas a enfermedades emergentes.
En el ibón de Piedrafita - Pirineo oscense se produjeron, en los veranos de 1992 y de 1994, mortalidades masivas de larvas y recién metamórficos que fueron atribuidas en ese momento a la bacteria Aeromonas hydrophila.
Los ejemplares muertos presentaban síntomas claros de -red leg- - o -pata roja- con graves hemorragias internas, fundamentalmente en los miembros, y llamativas inflamaciones.
Sin embargo, según las recientes investigaciones que han descrito nuevos patógenos, estas mortandades podrían haber estado motivadas en última instancia por alguno de los recién descritos ranavirus, siendo A.
hydrophila un patógeno oportunista que infectaría a los animales ya debilitados por el virus.
En esa ocasión, y pese a la gran cantidad de animales que aparecieron muertos, la población no desapareció y en los años posteriores se observaron ejemplares reproduciéndose normalmente en la zona - Márquez et al.
, 1995.
Más recientemente, y también en una población alpina, se ha producido otro fenómeno de mortalidad masiva de individuos.
En esta última ocasión el episodio se registró en el Parque Natural de Peñalara - Sistema Central, Madrid.
Se trataba del primer y único brote de quitridiomicosis de Europa, una enfermedad fúngica que está provocando extinciones masivas de poblaciones y especies en todo el mundo, y que ha exterminado casi completamente a la población afectada en pocos años - Bosch et al.
, 2001. . Fuente: listadodeanimales.com

Seres similares